Los Puntos Sobre las ÍES… Semanario No. 1625

Estado de impunidad…

Un Estado donde queden impunes la insolencia y la libertad de hacerlo todo, termina por hundirse en el abismo. Sófocles (495 AC-406 AC)

La comparecencia del Procurador de Justicia del Estado, Marco Antonio Higuera Gómez, ante el Congreso local como parte del análisis del quinto informe de gobierno de Mario López Valdez dejó mucho que desear, lo que le fue señalado por los legisladores que lo cuestionaron con justificada razón.

Ante el panorama real que vive Sinaloa por la falta de investigación y persecución del delito, que corresponden a la procuración de justicia tenemos que estamos viviendo en un Estado de Impunidad carente de justicia.

Veamos como algunos diputados dejaron sentada su inconformidad por las cifras que presentó el señor que cobra como Procurador, quien hubo de tener que reconocer que el personal a su cargo no está preparado para hacer frente a la ola de violencia que se vive.

Pero, vayamos a lo que dijeron algunos de los diputados:

La legisladora perredista Imelda Castro Castro le dijo que las cifras que presentaba estaban maquilladas y lo cuestionó sobre el afán que tiene por comparar los resultados del último año de la anterior administración, cuando se vivió una crisis regional de inseguridad, señalando que del 2005 al 2010 se cometieron en Sinaloa 139,862 delitos, mientras que en los cinco años de estas administración ya suman 164,259, es decir 24,397 mas que representan algo así como un 17.4% sobre los del sexenio pasado.

Abundó la perredista señalando que en homicidios dolosos en el sexenio pasado se registraron 5,372 mientras que hoy ya suman 5,493, mas los que se acumulen en lo que le resta a la administración malovista. Y en violaciones también ya se rebasó la cifra, de 762 a 767 casos, con cifras hasta septiembre pasado.

La panista Yudith del Rincón señaló que quedaron pendientes respuetas concretas sobre homicidios y agresiones a mujeres, mientras que la diputada priista de Choix, Renata Cota Alvarez lo cuestionó por las desapariciones y desplazados por la violencia, especialmente en los municipios de Choix, El Fuerte y Ahome. Pregunta sin respuesta.

El panista Guadalupe Carrizoza le preguntó sobre la estrategia para la disminución, persecución y prevención del delito, recibiendo la absurda respuesta de que a él (el Procurador) “solo le corresponde seguir los delitos que suceden…” ¿¿??

El priista Ramón Barajas salió en defensa del compareciente al expresar que “rindió cuentas muy transparentes”. (Mas ¿¿??)

Apabullado Higuera Gómez terminó por reconocer que el personal a su cargo no está preparado para hacer frente a la ola de violencia que se vive.

Entonces, la pregunta es ¿porqué están ahí, cobrando sueldos que no saben desquitar…?

Mas bien, ¿no será que además de incompetencia hay complicidades por esos rumbos…?

Pero eso no es todo:

En la Procuraduría de Justicia del Estado se han recibido entre el 2011 y este año 88 denuncias penales presentadas por la Auditoría Superior del Estado Estado y la Unidad de Transparencia y Rendición de Cuentas contra funcionarios públicos estatales y de Municipios, de las cuales el 79.5% no avanzan.

Están congeladas, entre ellas las enderezadas por la adminsitración fortense que encabeza Marco Vinicio Galaviz en contra de su antecesor Eleazar Rubio.

Si bien es cierto que ahora el ex alcalde es prófugo de la justicia pues hay orden de aprehensión en su contra, ésta es producto de una demanda federal por desviación de recursos de programas de Sedesol, pero las que corresponden al Estado no prosperan por los intereses muy particulares que existen en esos casos.

Ante los altos niveles de corrupción y la inoperancia de las autoridades encargadas de la procuración de justicia, los Centros Empresariales de Sinaloa acaban de publicar un desplegado exhortando a la Procuraduría a cumplir su obligación investigando las denuncias y procediendo en consecuencia.

Todo ésto, aunado a los asesinatos que a diario se cometen, a las desapariciones forzadas o “levantones” que no entran en las estadísticas de la PGJE, a los atracos que a noche a noche son cometidos por algunos patrulleros policiacos, sobre todo en Los Mochis, nos indica que estamnos viviendo en un Estado de Impunidad.

¿Que puede esperar la sociedad sinaloense ante ese reconociminto que hizo el “señor procurador” de que el personal a su cargo no está preparado para enfrentar la ola de violencia…?

Insisto: vivimos en un Estado en donde en lugar de la Ley ¡impera la impunidad!

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nueve − 3 =