Carácter Político Semanario No. 1620

TAPADO1.-La guerra sucia, el desprestigio a sus mejores cuadros y un golpe seco que se le prepara a Jesús Vizcarra en cuanto levante la mano, complica el proceso en Sinaloa.

Y la complicación no es solo para el Partido Revolucionario Institucional, sino para el mismo gobierno del presidente  Enrique Peña Nieto, de quien se dice no puede dejar que le jalen el dedo desde el Distrito Federal a Sinaloa.

Si Peña Nieto no dejó que lo debilitaran los maestros de Oaxaca y aplicó la fuerza para poner orden, ni tampoco se dejó curar parado en el caso de Colima pues en cuanto le anularon la elección colocó a todo el equipo de Ignacio Peralta en el gobierno provisional y empezaron a actuar para la segunda vuelta a favor de Nacho, es claro que en Sinaloa se busca una solución política contundente.

Un grupo cercano y consejero de Manlio Fabio Beltrones, presidente nacional del PRI, se reunirá con Héctor Melesio Cuén Ojeda, el presidente del Partido Sinaloense, a fin de conversar largo y tendido sobre la elección en Sinaloa.

Por la seriedad del asunto se trata de que la reunión se celebre próximamente en la Ciudad de México, con pocos comensales y sin espías a la vista, para llegar acuerdos y compromisos iniciales y especiales.

En la mesa del CEN del PRI se observa que esta no es una elección como en la del 2010, en la que votaron más de un millón de inscritos en el padrón.

Esta elección no será tan competida y enojosa como la del 2010. Se espera que la votación general sea de unos 800 mil votos.

Esto lleva a la consideración que de esos 800 mil Héctor Melesio y el PAS proyectan 200  mil actualmente, con crecimiento futuro, por  lo que significa la fuerza necesaria para ganar.

El Partido Revolucionario Institucional, en alianza con el Partido Sinaloense, con Encima del profesor Daniel Amador, con el Partido Verde y con Nueva Alianza es una fuerza sólida con la que no podrían los otros partidos unidos.

El PRI nacional sabe que en Sinaloa las encuestas las encabeza Vizcarra, le sigue Cuén, luego van pegados Aarón Irizar y Gerardo Vargas.

Si Vizcarra no se presenta como candidato, al PRI le conviene Cuén como su abanderado en alianza, porque representa un partido local independiente del poder.

Y si Vizcarra aparece en el desfile también se necesita a Cuen como actor de primera línea y sumarían a Encima, al Verde y Nueva Alianza para despejar cualquier duda y calmar los ánimos.Por eso las conversaciones abarcarán todo el largo puente revolucionario.

La decisión está cerca y será muy política.

2.-  La semana pasada una ala del PAN propuso a Cuén para candidato a gobernador. La oferta fue atractiva hasta antes de que Clouthier lanzara su intención de apuntarse como candidato independiente.

Clouthier le quitaría votos al PAN, como ya lo hizo en la elección federal  y debilitaría la posible alianza.

En tanto que la candidatura independiente de Francisco Frías le quitará votos magisteriales y la de una ala de príistas tradicionales.

Frías está en su papel. Juega y se protege.

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

11 + 11 =