Humorismo Semanario No. 1618

Un señor de cierta edad va al medico y le dice:
-Doctor vengo a que me recete algo para poder hacer todos los días el amor, pero que no sea el viagra porque tengo problemas cardiovasculares.
Le dice el doctor:
-¿Qué edad tiene?.
-85 años.
-Pues entonces lo siento pero no hay nada.
-¿Ah no?, pues yo tengo un amigo de mi misma edad y tampoco puede tomar el viagra y él dice que lo hace todos los días.
– Bueno, pues dígalo usted también.

Hoy mi hija cumple 18 años… y estoy muy contento porque es el último pago de pensión alimenticia desde que me divorcie de su madre, así que llamé a mi hijita para que viniera a mi casa y cuando llegó le dije:
-“Hijita, quiero que lleves este cheque a casa de tu mamá y le digas que éste es el último maldito cheque que va recibir de mí!! y te pido por favor que me digas la expresión que pone en su rostro.” Así que mi hija fue a entregar el cheque. Yo estaba ansioso por saber lo que la bruja tenía que decir y que cara pondría. Cuando mi hijita entró le pregunté inmediatamente:
-“¿Qué fue lo que te dijo tu madre?”
-“Bueno…se rió mucho…y me dijo que estaba esperando este día para decirte que NO ERES mi papá.”

Un hombre le dice a su mujer:
-Amor, de ahora en adelante te llamaré “Eva” por ser mi primera mujer.
-Sale cariño, entonces yo te llamaré “dálmata” por ser el 101.

Dos amigos:
-Sabes que mi mujer, a la hora del amor, es como un pez en el agua.
-¿Qué hace?
-Pues, nada…

Un hombre le dice a su mujer:
-Un cariño, para mi tu eres un libro de matemáticas.
-Porque lo dices?
-Porque traes muchos problemas.

Una mujer le dice a su marido:
-Llevamos 30 años de casados nunca me has comprado nada.
-Es que no sabía que vendieras algo.

La esposa le dice al marido:
-¿Sabes?, anoche, cuando dormías, me estabas insultando.
-¿Y quién te ha dicho que dormía?

Cierto día un cura iba a cruzar la calle cuando de pronto, un conductor que iba muy deprisa, le pasa muy cerca, tan cerca que lo salpicó todo al pisar por un charco de barro.
El chofer se detiene para disculparse, y le dice:
-Disculpe padre, no lo vi.
-No hay cuidado hijo, a cualquiera le pasa, fue un accidente.
-Pero padre, ¿no me va a decir nada? mire como lo dejé.
-Pero claro que no, hijo, sólo te pido un favor.
-Pero claro que sí, solo pídalo padre, solo pídalo.
-Gracias hijo, solamente le dices a tu mamá que cuando vuelva a parir me guarde un cachorrito!

Se levanta un tipo después de la operación y dice:
-Doctor, doctor, entiendo que se vista de blanco, pero ¿por qué
hay tanta luz?
-Es que no soy el doctor hijo mio, soy San Pedro.

Un esposo le dice a su mujer
-Amor tienes cuerpo de diosa
-Hay amor que tierno
-Sí, pareces a Buda

Te prevengo, dice el hombre a la mujer – con la que pronto se ha de casar – soy celoso incluso sin razones.
-No te preocupes, querido. Conmigo no lo serás nunca sin razón.

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 − 2 =