Los Puntos sobre las ÍES… Semanario No. 1609

Y a EU quien lo “certifica”…?

No se puede ser y no ser algo al mismo tiempo y bajo el mismo aspecto.                Aristóteles

Otra vez Estados Unidos pretende boicotear actividades productivas y exportadoras mexicanas, esta vez con la mira puesta en el camarón mexicano como lo ha hecho con el atún vetado por muchos años, así como algunas legumbres en otras ocasiones.

La descertificación del camarón mexicano está a la vista gracias a ese organismo que atiende prioritariamente los intereses de los grupos económicos norteamericanos bajo el pretexto de vigilar el cuidado del medio ambiente, “Greenpeace”.

Estados Unidos se erige en el gran vigilante y certificador del mundo.

Hoy es el camarón el que pretenden “descertificar”.

Ayer lo fue el atún, cuyo boicot se inició en los 70s bajo el pretexto de una supuesta alta incidencia de mortandad de delfines en las capturas de atún aleta amarilla, cuando en realidad era una respuesta a la ampliación de la superficie de aguas territoriales destinadas a “zona pesquera exclusiva”,  de 50 a 200 millas.

El boicot atunero duró varios años manteniendo la prohibición de la venta de atún mexicano hasta que la lucha en los tribunales internacionales dirigida porel hoy titular de ConapescaMario Aguilar Sánchez le dio la razón a México.

Hoy, Aguilar Sánchez se prepara para la defensa del camarón mexicano del Pacífico amenazado con la descertificación norteamericana por supuesta mortandad de tortugas en las capturas del crustáceo, cuando todas las embarcaciones de la flota camaronera utilizan excluidores del quelonio en sus redes.

El trasfondo del asunto es la competencia del camarón mexicano del Pacífico de cuya producción el 80% va al mercado norteamericano en donde por su calidad tiene una gran demanda.

Un boicot al producto ocasionaría prácticamente la muerte de la actividad camaronera del Pacífico, ya en crisis por las bajas capturas de años recientes.

La descertificación es el arma que utiliza Estados Unidos para presionar a los países “amigos” y favorecer los intereses de los productores y empresarios norteamericanos.

Y lo hace pasando sobre los acuerdos internacionales o tratados comerciales que así llegan a favorecer solamente a la parte estadounidense.

¿Acaso las flotas pesqueras norteamericanas son perfectas, no incurren en fallas como las que atribuyen a las mexicanas?.

En todo caso me pregunto: ¿Quién es Estados Unidos para certificar a otros países o sus productos…?

Es también el caso de la “certificación” a países señalados como productores de drogas sobre los que periódicamente deja caer amenazas porque supuestamente no combaten debidamente la producción y tráfico de drogas.

Y me sigo preguntando: ¿A estados Unidos quien lo certifica…?

Acaso no es ese país el principal mercado de consumo de las diferentes drogas?

Acaso ¿mas allá de los grupos mexicanos y colombianos, o asiáticos y orientales no están los mafiosos norteamericanos, algunos de ellos dentro del mismo gobierno…?

Acaso no son dólares, miles, millones, los que destinan los norteamericanos para pagar las drogas provenientes de otros países y las producidas ahí mismo en territorio estadounidense…?.

¿Acaso no es California el Estado de la Unión que produce mas mariguana que México…?

¿Acaso no vienen de ahí, del vecino país las armas y parque con las que se riegan de sangre calles, caminos y sierras de México y otros países…?

Si exigen a otros países impidan que las drogas lleguen a su territorio, ¿acaso no posee ese país la tecnología para detectar y frenar la entrada de los cargamentos de drogas a su territorio…?

Las “certificaciones” norteamericanas no son otra cosa que instrumento de presión para proteger los intereses de grupos económicos de ese país.

E insisto, ¿Quién certifica a Estados Unidos…?

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 1 =