Tiempo de Guasave Semanario No. 1604

EL DIÁLOGO Y LOS ACUERDOS ENTRE LAS PARTES NO FALLA. Siempre ha sido así. Cuando las contrapartes llegan a un punto de quiebra o ruptura definitiva, todo el tiempo ha existido una opción final, que por lo general lleva o conlleva beneficios para ambas partes. Algo de eso sucedió en el caso de la JUMAPAG, cuando la empresa buscó aliviar de manera temporal el problema que amenazaba con explotar en una huelga y que definitivamente le acarrearía perjuicio a los usuarios, o mejor dicho a todos los ciudadanos. Los recursos que ayudaron a paliar, de momento el problema laboral que enfrenta por las extraordinarias circunstancias de un municipio golpeado por la crisis económica, que si bien es cierto no es privativo del municipio, sí es de mayor daño, por lo extenso del mismo y la gran cantidad de comunidades con que cuenta –más de 450–, que lo presionan para ser beneficiarios de las aplicaciones de los recursos que provienen del estado y del gobierno federal. Las penurias y premuras por la falta de recursos generados directamente del municipio, solo tienen una solución. La aplicación de programas de cobro a los usuarios en el caso de la JUMAPAG, haciendo o sacrificando las aplicaciones que en multas, recargos, gastos de cobranza y otros, se le agregan al recibo que no ha sido liquidado en tiempo y forma, para de esta manera, poder capitalizar las arcas de la paramunicipal, cosa que los pondría en posibilidades de resolver, sobre todo el pago normal de la nómina, diluyendo de esta manera la posibilidad de otra manifestación de paro y conato de huelga, de parte de los sindicalizados. Pruebas de que estos programas de descuento y con carácter social funcionan, es el programa de “Gobierno en Movimiento”, que cada determinado tiempo y determinado municipio lleva a cabo el gobierno de Mario López Valdez. Por cierto, al parecer este domingo que tenemos más cerca, la oficina de Recaudación de Rentas del Estado, estará abierta para los causantes que tengan adeudos fiscales y de cuestiones vehiculares, puedan aprovechar estos programas de descuento, al pagar al parecer sólo el capital y los gastos de cobranza, de los adeudos de que hablamos. Funciona señores, y funciona tan bien, que el ciudadano busca la manera de solventar esos adeudos rebajados y el gobierno de alguna manera más humana y social, se hace de recursos que definitivamente le hacen mucha falta. Si la especie es cierta, tenga usted por seguro, que la invitación a la ciudadanía a salir de ese “estatus” de moroso, la atenderá con gusto y el reconocimiento de la misma. Estaremos pendientes de lo que resulte en este programa de descuento del estado y ¡claro…! que de igual manera, de lo que el municipio y JUMAPAG determinen. LOS CAMBIOS EN EL PATRONATO DE SANIDAD VEGETAL, es una carrera “parejera”. Cuando los organizadores de la campaña interna por la presidencia del Consejo del Patronato, del productor Enrique Chang, de San Rafael; convocaron a una reunión en conocido restaurante, y abarrotaron el local con más de doscientas gentes, entre los que se encontraban una gran cantidad de dirigentes ejidales y de módulos de riego, incluyendo representantes estatales del plural organismo sanitario –plural digo, porque lo mismo son ejidatarios, que productores del sector privado, y con “cachuchas” de dirigentes de diferentes grupos organizados, tanto del sector social como privado–, que de alguna manera mandaban un mensaje de fuerza y apoyo que rebasaba los límites del municipio, y que de esa manera mandaba un mensaje a los “contrarios” de que para nada tenía caso en hacerles la competencia. Pocos días se necesitaron para recibir respuesta de quienes apoyan a Antonio Gutiérrez, de la Sindicatura de Tamazula, y en terrenos donde “las manda cantar” Francisco “Lilo” Urías Sánchez, Nío, se reunieron más de trescientos productores, también con origen de diferentes organismos de defensa de la producción agrícola. Las cosa se están poniendo interesantes, toda vez que ahora que la alternancia de la dirigencia del Patronato le corresponde a un productor del sector privado, la tesorería y las secretaría, en ese orden de importancia; por obvia razón, le correspondería a un productor del sector social. Habrá interesantes propuestas, pues al parecer los dos grupos de apoyo, van con todo, y de alguna manera quieren tener el control del patronato, para darle el “valor agregado” a la dirigencia del Comité Campesino y de la Asociación de Agricultores o de la Pequeña Propiedad, hoy denominada Productores Rurales. EL PASADO SÁBADO, encontramos a la Senadora Diva Hadamira Gastélum Bajo, eludió el tema político y de golpeteo que ha estado sufriendo desde que se le ubicó como posible candidata a la gubernatura del estado. Lo que sí admitió, es que ella como representante de los ciudadanos, continúa legislando en favor de los que ocupan leyes que realmente los protejan y gestionando recursos federales en favor de Guasave y Sinaloa. Sin que fuera una casualidad su estancia en Guasave, nos comentó que se dirigía a la comunidad de “las Culebras”, donde haría entrega de recursos para unas viviendas a los indígenas de esa comunidad. Nadie es como nosotros quisiéramos, pero mientras fluyan beneficios por sus gestiones, para los que menos tienen, lo más honesto, es reconocérselos. NO SE OLVIDE DE LA CRUZ ROJA, Y DE LOS BOMBEROS TAMPOCO. H.P.S.D.Q.

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

7 + Trece =