Humorismo Semanario No. 1604

Petición
Ella tenía dos deseos finales.
Primero, quería ser incinerada. Y segundo, ella quería que sus cenizas fueran esparcidas por el Centro Comercial.
-¿Por qué en el Centro Comercial?
-Le preguntaron.
– Para estar segura de que mis hijas me visitaran por lo menos dos veces por semana…

Llega el marido muy enojado a su casa y grita:
– Vieja, arrugada, inútil, débil y floja.
La mujer responde:
Si es una adivinanza, es tu pinga cabrón.

-Mama, mama, por que papa esta tan pálido?
-Calla y sigue cavando.

-Mama, mama, quien ha estado comiendo mejillones en el cuarto de baño ?
-Calla niño, que tu padre se ha cortado las uñas de los pies.

El marido llega a casa con una copa de más, y a la esposa no le hace mucha gracia.
– Que es esto de llegar a casa medio borracho?
– No es culpa mía, se me acabó el dinero en mitad de la juerga.

El médico se dirige a un tipo que estaba en la sala de espera:
-Señor, le tengo una mala noticia: su madre, la que ayer se encontraba internada, ha…
-No, esa no era mi madre, era mi suegra.
-Ah, entonces le tengo una buena noticia…

¿Cuál es el vino más amargo?
El vino mi suegra.

Pregunta un joven a su padre:
-¿Para qué me sirven el tomate con todo y semillas?
-Es como las suegras, nadie sabe para qué sirven pero ya vienen incluidas.

Durante el desayuno, la esposa comenta a su marido:
-Mi madre viene a vivir con nosotros, así que tendremos que mudarnos a una casa más grande.
Y el marido contesta:
-¿Para qué? ¡Tarde o temprano nos encontrará!

Una suegra salió a pasear con uno de sus tres yernos. Mientras pasaban por el parque, la señora se resbala, cae en el lago y se empieza a ahogar. Sin dudarlo un momento, el yerno se tira al agua y la rescata.
Al día siguiente, el yerno sale y encuentra un auto último modelo con una nota pegada en el parabrisas:
– Gracias de parte de tu suegra, que te quiere.
Una semana después la suegra sale a pasear con su segundo yerno. Al pasar por el mismo lago, la señora se vuelve a resbalar y cae al agua. De inmediato su segundo yerno se mete al lago y la salva.
Al día siguiente, el segundo yerno encuentra frente a su casa un auto último modelo y una nota que dice:
– Gracias de parte de tu suegra, que te quiere.
Una semana más tarde la suegra sale a pasear con su tercer yerno. La historia se repite, y la señora se cae al lago. Sólo que esta vez el yerno se sienta en el suelo y se ríe mientras ve a la señora ahogarse y hundirse en el agua.
Al día siguiente, el tercer yerno sale y encuentra un auto último modelo con una nota en el parabrisas:
– Gracias de parte de tu suegro, que te quiere.

Una mujer va al dentista. Cuando él se inclina para comenzar a trabajar, ella le agarra los testículos.
El dentista dice, “Señora, creo que ha tomado mi zona privada.”
La mujer contesta, “Sí, vamos a ser tener cuidado para no lastimarnos el uno al otro”.

El dentista le dice al paciente: Podría ayudarme? Grite lo más fuerte posible simulando dolor.
Paciente: Por qué Doc, eso no es malo para usted?
Dentista: Es que hay mucha gente en la sala de espera y no quiero perderme el partido de tenis de las 7.

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × dos =