Los Puntos Sobre las ÍES… Semanario No. 1603

educa

Ley controversial…

El diálogo, basado en sólidas leyes morales, facilita la solución de los conflictos y favorece el respeto de la vida, de toda vida humana.
Juan Pablo II

La iniciativa para homologar la Ley General de Protección a Niños, Niñas y Adolescentes de Sinaloa con la federal ha provocado fuertes controversias en Sinaloa, lo que no ha sucedido en once entidades en donde ya se efectuó el procedimiento sin mayores problemas.

Esta controvertida legislación ha provocado fuertes reacciones en agrupaciones de padres de familia, algunas influenciadas por el clero, y de la misma iglesia católica, que se  oponen entre otras cosas a lo referente a la educación sexual de los menores sin el consentimiento de sus padres y argumentan también que no se incluye a los padres en los derechos del menor contemplados en la legislación.

Las manifestaciones y marchas realizadas llevaron al Congreso a aplazar la aprobación de la Ley hasta lograr un consenso con los padres, demorando la discusión final que debió haberse votado desde el 4 de junio.

¿Qué quieren los padres que se oponen?: La modificación de los artículos 1 y 2 de la Ley federal, ya que explícitamente no se incluye a los padres en los derechos del menor; los artículos 45 y 46, del tema de salud, que se refiere a la educación sexual de los menores sin el consentimiento de padres; el artículo 51, en tema de educación; el 67, que toca el tema de la intimidad y los artículos 84 y 85, sobre las obligaciones y los derechos de los padres.

En defensa de la legislación ya aprobada a nivel federal diputados y representantes de organismos civiles que si están a favor coinciden en que esta  Ley no tiene que ver con repartir condones, ni con dar clases de educación sexual a los pequeños desde los primeros años de primaria, sino con dotarles de derechos e información útil de manera progresiva conforme a su edad y madurez, coincidieron.

En reunión celebrada el lunes pasado de diputados de las comisiones de Puntos Constitucionales, Salud, Gobierno, Derechos Humanos y de Educación  con un grupo de activistas que están a favor de que se armonice la ley sin perder su esencia, que es darle derechos a los niños, sin los padres como mediadores, se comentó lo que se dice afuera, las versiones sin fundamento como que les van a dar condones a niños de 6 años, versiones surgidas de informaciones difundidas a través de las redes sociales, mensajes que desinforman, confunden y desembocan en manifestaciones y marchas de protesta.

En una de esas marchas se escucharon voces que coreaban: “Si es mi hijo, yo lo educo”, obviamente promovidas por cabecillas de los grupos religiosos y ultramoralistas que se lanzan a la protesta sin volver la vista a la realidad.

¿Acaso esos gritos de “si es mi hijo yo lo educo” son de personas que en verdad atienden a sus hijos, que están al pendiente de lo que hacen, de sus relaciones y sus diversiones?

¿Cuántas hijas de esos manifestantes no asisten a fiestas donde abunda el alcohol que da paso a la lujuria y al sexo?.

Esas madres y padres ¿revisan los facebooks, los twiters de sus hij@s?..

Si lo hicieran muchas se infartarían de lo que encontrarían.

Una cara de la cruda realidad fue expuesta por el Dip. Víctor Manuel Díaz Simental, presidente de la Comisión de Salud del Congreso local:

Uno de cada tres alumbramientos en Sinaloa es de madres cuyas edades fluctúan entre los 12 y los 19 años de edad lo que representa un grave problema social y de salud pública. 20 mil partos anuales en Sinaloa son de madres adolescentes por lo que resulta indispensable la aplicación de nuevos instrumentos legales para mejorar la prevención y atender este fenómeno expansivo.

Son las cifras oficiales, pero las extraoficiales revelan mas casos de niñas de primaria y secundaria, de 12 y 13 años que resultan embarazadas y muchas de ellas son obligadas a abortar clandestinamente por sus padres o voluntariamente en complicidad con amigas poniendo en grave riesgo sus vidas.

Esas es la cruda realidad y debemos enfrentarla.

Si los padres de hoy educaran debidamente a sus hijos, si les pusieran atención, quizá no estaríamos ante el grave problema de los embarazos infantiles.

El gobierno está proponiendo orientar y prevenir, educar para la vida.

Es decir, está haciendo lo que no hacen los padres, muchos de ellos que son los que hoy protestan.

Señoras, primero un “mea culpa” a fondo y después protesten si les quedan bases para hacerlo.

Todo esto, claro, con sus honrosas pero muy pocas excepciones.

Ah!, y en cuanto a dar participación a los padres en la educación de sus hijos, ¡claro que debe incluirse! Mas que un derecho, es una obligación.

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos − uno =