Humorismo Semanario No.-1600

Cierto joven soñaba con tener una Harley Davidson, así que decidió ahorrar lo suficiente y fue a un almacén especializado y compró su moto.
Luego de escogerla, el vendedor le advierte que si la deja fuera mientras llueve, puede oxidarse. Así que le recomienda que siempre tenga un frasco de vaselina a la mano para untarle a la moto.
Unos meses después, el joven se enamora de una chica y ella lo invita a su casa para que conociera a sus padres.
Cuando el joven llega en su moto, antes de entrar ella le advierte:
-“En mi familia hay una vieja tradición, y es que después de la cena, el primero que hable le toca lavar los platos”…
Después de una deliciosa cena, el joven se fija en la inmensa montaña de platos sin lavar, mientras todos se sientan en silencio, esperando al primero que hable, pues nadie quería lavar.
Pasaron 30 largos minutos y el joven, para acelerar un poco las cosas, toma a su novia y la besa en frente de todos.
Nadie dice ni una sola palabra. Entonces, decide tomar medidas extremas: toma a su novia, la pone sobre la mesa y tiene sexo con ella. Nadie dice una palabra.
Ahora el hombre está desesperado, así que toma a la suegra y tiene sexo con ella aún más salvaje que con la novia…¡Pero nadie dice ni una palabra!…
El joven está a punto de reventar y no sabe qué hacer, cuando en la distancia se oyen unos truenos. Su primer pensamiento es proteger la Harley Davidson, así que saca de su bolsillo la vaselina y entonces el suegro grita:
– “¡Está bien!…¡Los voy a lavar yo cabrón!”

Una mujer fue enviada a Brasil por parte de su empresa para asistir a una convención de dos semanas. El marido la llevó al aeropuerto.
Al momento de despedirse dijo:
– ¡Buen viaje, cariño!
– Gracias, mi amor. ¿Qué quieres que te traiga de allí?
– ¡Je, je!. Traeme una mulatita – respondió el gracioso del marido.
La mujer guardó silencio y se fué. Pasaron las dos semanas y el marido fue a recibir a la mujer.
– ¿Cómo te fue el viaje?
– ¡Muy bien, gracias!
– ¿Y que pasó con lo que te encargué? – preguntó el esposo sonriente.
– ¿El qué?
– ¡Je,je! Pues la mulatita.
– ¡Ah, eso! Bueno, hice lo que pude. ¡Ahora hay que esperar 9 meses a ver si es nene o nena!

Sube un hombrecito al ascensor y dentro de el se hallaba un negro enorme; Luego de un corto silencio, que a nuestro pequeño hombre le pareció una eternidad, se escucho la voz áspera del negro:
–Tengo 2.05 mts. de estatura, 155 kilogramos de peso, pene de 33 centímetros; testículos de 200 gramos cada uno; Soy cubano, mucho gusto: Dante Huerta.
;Dicho todo, este le extiende la mano en actitud de saludo. El hombrecillo se desmaya. Asombrado, el negro lo toma entre sus brazos y trata de reanimarlo.;Una vez que esto ocurre, le pregunta:
-¿Que le paso, mi amigo?
El hombrecito, sin dejar de mirar al negro, con el espanto pintado en su rostro, le pregunto en un hilo de voz:
-¿ Me . . . puede . . . repetir .. . lo .que ..dijo?
-Por supuesto, amigo, me he presentado, le he dicho mi estatura, mi peso, la longitud de mi pene, el peso de mis testículos, mi nacionalidad mi nombre y apellido, Dante Huerta;
-Ay güey, que alivio! Había entendido “Date vuelta”.

Una mañana muy temprano Pepito se despierta por los gemidos escandalosos de su madre, y se asoma por la puerta del cuarto de esta, y ve que su papá está encima de su madre, luego se regresa a su cuarto y se queda pensativo, tiene mucha duda y se apresura a esperar a su papá en la puerta antes que este salga al trabajo.
-Viene el papá y le pregunta a Pepito: ¿Mijo que te pasa? ¿Me quieres preguntar algo?
-Sí papá, quiero saber que le estabas haciendo a mi mamá.
-Mijo yo estaba poniendo otro hermanito dentro de tu mami, okay, ¿Estas satisfecho mijito?
-Si papi o sea que voy a tener otro hermanito?
Así es hijo.
-Por la tarde cuando el papá regresa del trabajo llega a la casa y encuentra a Pepito llorando a gritos, estaba tan inconsolable que el papá se sorprende y le pregunta:
─ Pero, ¿Mijo que te pasa, por qué estas llorando?
─ Papi es que después que tu te fuiste al trabajo, vino el cartero y se comió a mi hermanito!

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × tres =