Breves Del Evora Semanario No.-1599

PICANTES DE MOCORITO:

Las tradicionales fiestas de San Benito se han convertido en las más importantes en el Municipio de Mocorito, sin lugar a dudas, ahí se conjugan varios aspectos que van desde la convivencia familiar, el reencuentro de los amigos, la algarabía, la música de banda tocando sus melodías por todo el rancho, el paseo del santo, entre otros.
Sin embargo, lo que hace atractiva esta gran celebración son las carreras de caballo, solo basta con recordar lo que sucedió ya hace varios años y que se ha convertido en un icono emblemático, el enfrentamiento entre dos caballos que dejaron una huella imborrable,“Los caballos que corrieron, no eran grandes ni eran chicos El Rosillo de los pobres, y el Alazán de los ricos.
San Benito, un pequeño poblado del Municipio de Mocorito, se prestaba a contemplar la carrera más apasionante que se tenga memoria de los últimos años. El famoso caballo Alazán denominado “El Ligero”, propiedad de Jesús Valenzuela un modesto caballo media sangre que por su rapidez era el orgullo de San Benito y de los pueblos aledaños, corría quinientos metros contra “El Rosillo” de la sierra de Vicente Gurrola, un caballo criollo de Milpas Viejas, que comenzaba a perfilarse como el más veloz de la Sierrita de los Parra.
Fue un 17 de Junio cuando gritaban los de Bacamopa, con talegas de dinero, aquí sobran diez mil pesos al Alazán por ligero. Mientras tanto decían los de Mocorito, basta de tanta alegata, se nos acabó el dinero, pero nos quedan bueyes y vacas.
El corredor del Roció, le decían el diablo verde y el que corrió al Alazán era un hombre de mucho valor, y decía si esta carrera la pierdo dejo de ser corredor. Como a las once cuarenta se arrancaron del partidero y como a las cincuentas varas, se quedó atrás el ligero. La Chona Guzmán un gran personaje decía con su mesa por un lado, a mí lo que más me duele son los 20 reales que he apostado.
Finalmente el Roció ya se va, se lo llevan a su sierra, anda vete desgraciado vete a robar a tu tierra.
Estas tradicionales carreras de caballos y fiestas tradicionales, han venido a menos en los últimos años, el santo patrono se encuentra en una vieja iglesia construida por los jesuitas, solo quedan al descubierto los cimientos.
Los habitantes de San Benito viven aferrados a la tierra y dedicados a la agricultura. Ahora; solo le queda la proverbial hermosura de sus mujeres.
Pero este pequeño burgo abandonado por las autoridades, tiene otro timbre de orgullo que es el escenario de la carrera de caballos más sonada que se haya verificado en Sinaloa en mucho tiempo. A unos cuantos kilómetros de la cabecera municipal, apasiona y pone a discutir a sus moradores de una vasta región que ha sido descuidada muy a pesar de ser una de las sindicaturas donde predomina este tipo de celebraciones y costumbres.

Breves1

Lo que no hicieron durante toda la campaña electoral los partidos políticos, lo quisieron hacer el ultimo día permitido para convencer a la sociedad.

Anduvieron casa por casa las cuadrillas de los activistas, los carros de sonido a todo vapor, parecía una competencia. Y lo de siempre, en su desespero el PRI en la compra indiscriminada de conciencias regalando todo lo que podían.

Algunas familias reclamaban y con justa razón de que la candidata del PRI no tiene otra opción, más que derrochar dinero y la búsqueda de seguir menospreciando a la gente pobre, porque está comprobado que a la señora, ni la gente de su propio partido la acepta e incluso muchos de ellos se han acercado a otros candidatos a ofrecerles el voto de una manera sutil.

Se tiene conocimiento de que algunos funcionarios de primer y segundo nivel de los ayuntamientos de todo el Distrito I, anduvieron ofreciendo despensas alimenticias en la región serrana a cambio del voto para la señora y desgraciadamente muchos caen en la tentación por la misma necesidad. Hay evidencias con nombres y apellidos, pero es una muestra clara del desespero por hacer ganar a la fuerza a la candidata priista.

ClaudioLópez

La invitación es de que este día 07 de junio reflexionen muy bien y decidan a quien apoyar, que les asegure un mejor bienestar, de verdad háganlo de conciencia y de corazón, no vean tanto el color partidista, vean más que nada a las personas que se encuentran en busca de convertirse en los próximos legisladores a nivel federal. Creo que si hacemos esto estaremos en condiciones de poder contar con personas que verdaderamente se preocupen por las necesidades de la gente y no por acrecentar sus finanzas personales, como regularmente sucede.

Con todo esto, los destapes para la sucesión presidencial están a la orden del día, pues resulta y resalta que ahora le tocó el turno nada más y nada menos que al Profr. Claudio López Camacho actual director del nivel secundarias en la sepyc, quien el día Domingo 31 de Mayo organizo un desayuno en casa de un conocido profesor con la finalidad de dar a conocer su proyecto político que hasta donde sabemos está respaldado por el actual Secretario de Gobierno Lic. Gerardo Vargas Landeros. Hubo asistencia en buen numero y durante su participación comento que de todos los aspirantes él se consideraba muy seguro en sus pretensiones, falta por ver que digan los otros grupos políticos o bien los otros aspirantes, porque decirlo es muy fácil pero que se concrete es muy difícil, menos a como están las cosas en estos momentos. Hay quienes dicen que son patadas de ahogado las que anda dando el profe porque su carrera política desde hace rato se estancó, solo que ahora quiere resucitar.

Ya tuvo la oportunidad de ser Diputado Local y su desempeño no fue el más halagador que digamos, fue más pena que gloria, no recordamos alguna gestión contundente que haya traído un beneficio al pueblo de Mocorito y como director de una área tan importante en Educación Secundaria ha tenido varios detalles, donde hasta le han querido tomar las oficinas por falta de determinación en sus decisiones.

Conforme trascurran los días obviamente saldrán más aspirantes a la presidencia municipal, hay que estar pendientes para que de una vez vayan analizando a cual caballo le van a apostar como la famosa carrera de san Benito, porque tanto puede ser bueno el Moro como el Retinto o El Alazán o un caballo disfrazado de perico.

Ahí se las dejamos para que saquen sus propias e interesantes conclusiones en esta importante sección denominada las picantes de Mocorito, donde la verdad se asoma y a veces incomoda, pero resultan ser verdades finalmente.

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × 4 =