Diálogo Deportivo Semanario No.-1597

El uruguayo Sebastián Abreu, en el 2006, le hizo bien y mal a los Dorados de Sinaloa. Con la dirección de Carlos Bracamontes, se buscaba el retorno a la primera división del futbol mexicano. El trabajo del director técnico mexicano se consideraba excelente.

No tenía problemas con nadie  -excepto con el uruguayo- que noche a noche reunía en el lobby del Hotel San Marcos a varios jugadores novatos y algunos experimentados. Los que se mantenían al margen de estas maquiavélicas reuniones eran el portero Cirilo Saucedo y el novato culiacanense Iván Estrada, conocido como el Guty.

 El objetivo era destronar a Carlos Bracamontes, quien era un militar con los jugadores. En ocasiones los futbolistas se molestaban, ya que la directiva no les cumplía con el sueldo y su malestar se manifestaba con el D.T.

A ellos los encabezaba Sebastián Abreu quien se encomendaba a una famosa virgen de Uruguay.

La directiva le cumplía todos los caprichos a Abreu: Automóvil, chofer, excelentes comida, un departamento de lujo amueblado, con cocina integral, y un sistema general de aire acondicionado.

 Ni Guardiola, ni Jared Borgetti que fueron integrantes de sus respectivas selecciones nacionales habían pedido tanto a la directiva sinaloense.

Esta directiva ya le había fallado a Juan Carlos Chávez, mismo que consiguió el ascenso a la primera división y a quien le habían prometido unos bonos extras que jamás le cumplieron. Sólo le dieron migajas, luego de varios y cansados viajes para conseguir su dinero.

 Abreu, consiguió que despidieran a Carlos Bracamontes y antes de enfrentarse a los Pumas de la UNAM en busca del no descenso, que en lo porcentual se lo disputaban a los Gallos Blancos del Querétaro, la FMF, hizo algo turbio y le dio la permanencia a este último equipo.

El urguayo hizo algo sospechoso, dejó el departamento tres días antes del partido con la UNAM, como si ya supiera que iban a perder. Hizo un juego pésimo: Dejó de correr y no remató con su cabeza varios balones que le surtieron.

Esa duda siempre existe y seguirá existiendo mi estimado Elliot Ness.

EXCELENTE LABOR DEL DR. CARLOS CARDONA EN LA LIGA TRES RIOS DE CULIACAN.

El excelente y humanista doctor Carlos Cardona ha hecho un magnífico papel como presidente de la Liga Infantil y Juvenil de Beisbol Tres Ríos, ubicada en la Bahía de Ohuira de la colonia Nuevo Culiacán, según nos comentan diversas personalidades que están y estuvieron conectadas con ese circuito beisbolero.

 El 15 de octubre del 2014 asumió el cargo con el resto de la directiva y pese a sus múltiples ocupaciones se da tiempo de asistir a las reuniones tanto de la liga como de la Región 3 que preside Rubén Castañeda, sucesor del periodista deportivo mochitense Rodrigo Mendoza.

 Entre las últimas gestiones fue ante el Ayuntamiento de Culiacán, que preside Sergio Torres Félix y de su jefe de deportes director del IMDEC, Jorge Casanova Pérez.

Dicho ayuntamiento invirtió 120 mil pesos en la rehabilitación y levantamiento de una barda derrumbada por el embate de un ventarrón de fuerte intensidad.

Como todas las ligas, la entrada de dinero, se da con las cuotas de los padres de familia y de la venta de diversos productos alimenticios, y dulces de la cooperativa que no alcanza para estas contingencias que se presentan.

Por cierto, en este circuito jugó el director del IMDEC, Jorge Casanova Pérez, con el equipo Taller Acuña durante tres años desde pingùica a infantil mayor. Sin duda adquirió una buena formación y en la entrega de la barda se mostró emocionado y orgulloso de ayudar a su circuito de sus amores

RESURGE LA ESCUELA DE BOLICHE EN  EL BOLERAMA PINO DE ORO.

Desde que se fue de Culiacán el entrenador y bolichista, Daniel Falconni, la escuela de boliche estaba en el abandono.

Ahora resurge en el Bolerama Pino de Oro y uno de sus instructores será Erick Beltrán el joven de Badiraguato, quien ha tirado seis juegos perfectos pese a contar con un brazo.

Beltrán fue entrevistado ampliamente por el reconocido periodista José de Jesús Caro Medina quien escribió un libro sobre la vida del excelente bolichista badiraguatense.

Caro Medina, que fue presidente municipal de Badiraguato, se fue a fondo en la vida del considerado mejor bolichista de Sinaloa; al igual que Lilli Robles, que ha ganado varias medallas para este bonito; pero violento estado.

Escríbanos a nuestro correo electrónico: fransolis2012@hotmail.com o háblenos al celular 6671662325.

 

 

 

 

 

 

 

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × cuatro =