Reportero Rural Semanario No.- 1595

*Quedan ecos del magno festival sinaleyvense
* Música, canto, danza, historia, libros
* El octavo libro de José Carlos, casi listo
* Domingazo lindo el próximo 10 de este Mayo

SINALOA DE LEYVA, SIN.- Pese a los varios días transcurrido siguen los comentarios acerca del reciente festival Cobaes-Ayuntamiento, evento anual que exalta los valores artísticos y culturales que aquí se anidan desde hace siglos. Siguen los repasos a las actuaciones del grupo coral Bachiller del Centro Cultural del Petatlán bajo la magistral conducción del también guitarrista de concierto, uno de los mejores de nuestro país, el maestro Joaquín Rubio; y qué decir de la Compañía de Danza del Instituto Sinaloense de Cultura, dirigida por la maestra Olimpia Chávez y todos y cada uno de los participantes, la mayoría alumnos de planteles cobaeños de otros municipios. Sin exageración, disfrutamos de tres días, 28, 29 y 30 de abril, de ensueño. Gracias mil a los organizadores de tan bellos eventos, gracias. No puedo dejar de mencionar a un miniejército de operarios, mis amigos de la Dirección de Promoción y Acción Social municipal bajo el mando del profesor José Raúl López Bojórquez, excelente cantante y ya diestro maestro de ceremonias, campo en el que también destaca otro mentor, el de la presentación de artistas ante el público, Jesús Martín Zavala. Mi saludo y reconocimiento para ambos. Hubo un detalle sorpresivo y nada irrelevante para muchos (yo incluido). El licenciado Wilfredo Véliz Figueroa, coordinador de la zona 02 de Cobaes, reveló en la ceremonia inaugural del festejo que la directora general del Cobaes estatal, la MMT Hilda Rosario Báez Sañudo, es nativa de San José de las Delicias, la antigua Calabazas, lo que provocó larga y sonora ovación. Conclusión: el de este 2015 es uno de los mejores, entre los veintiuno que a partir de 1994 se han celebrado en Sinaloa de Leyva. A PROPOSITO DE VALORES. Mi fraterno amigo José Carlos Rodríguez Laura está cumpliendo este año cincuenta de haberse incorporado al periodismo como redactor devenido ya en valioso escritor escudriñador del carácter de sus paisanos, como buen hijo nativo de su entrañable Sinaloa de Leyva. Medio siglo ya desempolvando su hoja curricular se encontró un bien conservado periódico denominado “La antorcha” que se editaba en la escuela secundaria Ignacio Manuel Altamirano, la gloriosa “IMA”, en Los Mochis. Aparece en ese ejemplar una columna por él escrita titulada “Mis comentarios”, en el año 1965 y desde ahí pa`l real. Ha escrito en diversos periódicos y revistas como “La Tribuna” editada en la ciudad de Guasave. También ha incursionado en la poesía: fue socio fundador del periódico “Paralelo 25″ y en su ya nutrido haber hay siete libros de variados temas, pero en conjunto, con un homenaje a su tierra entrañablemente sinaloense, porque él lo es tres veces, colo lo diría el inolvidable maestro de escuela y maestro de vida don Daniel Gámez Enríquez. Y el próximo Domingo es 10 de Mayo (aquí sí amerita la Mayúscula). Creación de don Rafael Alducin, en aquella época director del diario Excelsior de la ciudad de México si mal no recuerdo, con todo el apoyo de la Canaco metropolitana a partir de 1922 nuestro país se postra ante la figura de la Madre. Yo recurro a don Antonio Mediz Bolio, ilustre yucateco, para concluir esta entrega con las palabras finales de su inmortal “Mater Admirabilis”: “Madres de los héroes, madres de los parias, madre del soldado que murió en campaña, dantas madres nuestras que nos dieron todo sin pedirnos nada”…Y hasta la próxima, claro, si el S.S. y RVG siguen permitiéndolo…Siganos también en: www.asieslapolitica.com

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

8 + Doce =