Los Puntos Sobre Las Íes Semanario No.-1595

Libertad de prensa, existe…?

 

El periódico es una tienda en que se venden al público las palabras del mismo color que las quiere.
                             Honoré de Balzac

A la frase anterior, escrita hace unos dos siglos por Balzac, le añadiría al final “… el o los propietarios”.

Pero es indiscutible que ya en aquellos tiempos el novelista francés autor de “La Comedia humana” observaba el manejo tendencioso de algunos periódicos en donde se escribía lo que le atrajera a los lectores y no precisamente la noticia de lo que ocurría en toda su realidad.

Algo similar a lo que hoy ocurre en donde los editores, con sus escasas y honrosas excepciones, piensan mas en lo que llame la atención de un segmento del mercado de lectores, lo intrascendente y escandaloso por sobre lo importante.

Viene a colación el tema porque el domingo pasado se celebró el Día Mundial de la Libertad de Prensa, que, debo aclarar no es lo mismo que la Libertad de Expresión que todavía en algunas regiones de México celebramos el 7 de junio.

Hemos visto con tristeza como las primeras planas y páginas interiores completas de algunos periódicos son dedicadas a temas banales unos, peligrosos otros por los mensajes que contienen y que llegan a los niños y jóvenes.

Reportajes rememorando hechos sangrientos, atentados o masacres cometidas en el pasado por gatilleros de la llamada delincuencia organizada.

Portadas digitales destacando los escándalos o excentricidades de algunas “estrellas” del espectáculo que despiertan el morbo en jóvenes y en jovencitas la inquietud de la imitación, o bien de delincuentes que aparecen como seudo héroes.

Ediciones de contenidos que rayan en lo pornográfico, que llegan a manos de niños voceadores antes que a los lectores adultos de ese tipo de publicaciones que les permiten dar rienda suelta a la imaginación de mentes perturbadas.

Mientras hay esas prioridades en muchas publicaciones que se editan no solo en Sinaloa sino en otras ciudades del país en donde se aplica este tipo de “mercadotecnia”, los editores dejan al margen asuntos de verdadera importancia.

Por ejemplo, la Universidad Autónoma de Sinaloa acaba de reconocer a prestigiados maestros que con su labor docente y de investigación han contribuido al lustre de la institución y son parte de lo mucho bueno que tiene Sinaloa.

¿Se le dio importancia en los medios no solo a los reconocimientos sino a los logros de estos académicos…? NO!

De nuestras Universidades han surgido verdaderos genios que pasan desapercibidos. Los reconocen en otros países no aquí.

En el deporte llaman mas la atención las payasadas de un “Travieso” o los cuerpazos de atletas que los logros de auténticos deportistas de los que solo se habla cuando obtienen sonados triunfos pero no de los esfuerzos que realizan para llegar. Y a veces ni eso.

En la agricultura tenemos verdaderos prodigios logrados por la tenacidad de los agricultores y la aplicación de modernas tecnologías, que vienen productores y técnicos de otros países a conocer y aquí son desconocidas porque no interesan a los medios.

La libertad de prensa si existe, pero para que con ella se haga lo que mas convenga a los intereses de sus propietarios.

Y tienen su razón. Hoy la prensa, los medios en general son solo negocio y se usan para hacer y crecer fortunas.

Sin embargo, están muy lejos de la función original de los medios masivos, de su responsabilidad social en la búsqueda constante de la verdad, en el manejo ético de la información y la generación de una opinión pública libre y responsable en base a verdades no falacias.

Es lamentable que hoy mas que nunca, algunos medios masivos estén a las órdenes del gobierno en turno buscando las mejores partidas y los negocios que al margen se pueden hacer, dejando de lado muchas realidades que duelen o provocan orgullo de ser sinaloenses y mexicanos.

Lamentable que otros callen o hablen y ataquen si no les pagan.

Pues si, hay libertad de prensa ¡a conveniencia!

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × 5 =