Diálogo Deportivo Semanario No.- 1594

Carlos Castro Ruiz tomó su bastón. Fijó su vista en el hoyo 2 del campo las Iguanas del Country Club de Culiacán e hizo un magnífico swing. La bolita se elevó. Tomó un curso vertical. Aterrizó en el green, rodó, y cayó en el hoyo registrándose un hole in one-hoyo en uno – que desbordó el júbilo entre sus amigos Olavo Guerrero, Gustavo Espinoza, Víctor Ángulo, Cristo Ibarra, y Jogenda Singh.
 La hazaña, la gloria que todo jugador de golf no profesional ambiciona, sueña y ansía, Carlos Castro Ruíz lo hizo realidad el miércoles 22 de abril a las 14: 40 horas, que registró un clima agradable y su solo tiro.
 “No lo podía creer. Desde que hice el lanzamiento mis amigos dijeron que iba directo al hoyo y así fue. Me quedé sorprendido, de que la bola volara para cubrir 155 yardas, llegara al pasto, rodara un poco y se perdiera de vista. Es decir, cayó en el hoyo; el destino buscado” citó Castro.
Pasaron más de 22 años para este evento personal, desde que se inició en el golf (a iniciativa del hoy profesional Mateo Melgarejo) tras haber practicado tenis y en menor grado el boliche, deporte del que gustaba y practicaba su padre, Carlos Castro, en el Bol Culiacán.
Entrevistado en el elegante restaurante del Country Club de Culiacán, una semana después de la hazaña, el sereno e intelectual jugador, informa que esa semana se registraron tres Hole in One, incluyendo el suyo. – El de Amado Palazuelos en el Hoyo 9 y el de Armando Padilla en el tormentoso hoyo 15. Fue un hecho casi increíble y muy comentado en la familia golfista.

FotoDialogo.jpg

En noviembre pasado vivió una primera experiencia de Hole in One, en el hoyo 12, al que le acortaron distancia por la una inundación, por lo que no quedó registrado.
El que quedó apuntado para el torneo Telcel, que toma en cuenta a todos los golfistas que hacen el tiro perfecto de toda la República Mexicana, es el hecho el 22 de abril.
Carlos Castro Ruiz ha tirado bajo par y O yes (el tiro más cercano a la bandera) y ha conquistado torneos como el de Hermosillo, Sonora, en el Campo Los Lagos, y ya ganó un automóvil en un torneo local.Este hole in one sucedió a tres días del torneo reciente en que se regalaba una camioneta Grand Rover, por lo que en la felicitación familiar le incluyeron un reproche: “Lo hubieras guardado para el fin de semana”, comenta y nos provoca risa.
Sus primeros recorridos por los entonces nueve hoyos los hizo con la asesoría de un jugador de nivel, Armando Sepúlveda, mismo que le enseñó todos los secretos del golf, desde de tomar el bastón, dar el primer golpe, desarrollarse en la calle o fairway y potear.
Recuerda con agrado que una cosa curiosa que le sucedió es que en sus primeros torneos hizo mancuerna con su suegra, Alma Alicía Díaz Duarte y ganaron tres torneos de parejas; lo que no es común entre los socios del CCC.
 El actual presidente del comité de softbol del Country Club de Culiacán y jugador de la” pelota blanda” admite que nunca quiso ser profesional.
“La verdad es que lo hago para convivir con amigos y familiares. Mi hijo Carlos pertenece al equipo de la Universidad Anáhuac. Cuando estaba aquí en Culiacán siempre lo apoyé y desde luego lo sigo apoyando” cita.
Actualmente en la categoría “D” es uno de los de mayor nivel en la entrega que hace con los 14 fierros-bastones-. El siete siempre le ha dado buenos resultados. Con ese hizo el Hole in One, y mantiene su handicap de 13.
Aunque en San Diego conoció al ya legendario Tiger Woods, a quien más admira es a la tapatía Lorena Ochoa con quién se tomó unas fotos junto a su esposa e hijos en el hoyo dos.
 Uno de los eventos que más recuerda es la Copa Crysler que organizaba Gerardo Tamayo, donde adquirió mucha experiencia.
“Esa tarde del 22 de abril nunca la voy a olvidar y el festejo se va a a dar el 19 de mayo para rubricar uno de los momentos más hermosos de mi vida que le dedico a mi esposa, padres, hijos y amigos”, concluye.

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

siete + 12 =