Tiempo De Guasave – Semanario No.- 1593

A TODO VAPOR. Cuando la maquinaria política de cada uno de los partidos se mueve aceleradamente para permear en el ánimo de los ciudadanos en favor de sus respectivos candidatos, la veda de los dos meses que durarán las campañas, limita de manera muy sensible el acceso a los apoyos oficiales a los sectores más débiles de la sociedad. La ley electoral, más dura después de su reforma, cierra con un fuerte hermetismo el flujo de apoyos que eran ya parte los recursos con que contaban estos sectores sociales, y los hunde cada día más en el mar de necesidades que por siempre o por largo tiempo han padecido. Los tres niveles de gobierno están limitados por la ley para hacer llegar a la población los recursos de apoyo de los programas sociales, y estas personas cuya situación es –ahora más– de por sí precaria, se apoyan en la “generosidad” que cada uno de los partidos, que reparten por toda la geografía en su afán de allegarse votos para sus candidatos. La propia decisión de parar la entrega de los recursos oficiales que ya estaban programados y en proceso de aplicarse, deja como “mercancía” de oferta a estos sufridos ciudadanos que por natural lógica quedan a disposición de la oferta y los apoyos que cada uno de los partidos del juego político ofrecen. Necesario es aclarar que muchos de estos necesitados hacen sus movimientos para recibir lo que los candidatos les ofrecen, con un muy bien programado calendario de visitas de estos últimos, de tal forma, que las campañas electorales son “jauja” para ellos. Sin embargo, si el apoyo oficial está debidamente etiquetado, programado en fechas de entrega y ejecutado por los funcionarios que las propias autoridades designan, para nada deben alterarse estos programas de entrega, solo porque “tres que cuatro” buscan la titularidad de alguna posición política electoral. El gobierno del nivel que se trate, se desfasa en los tiempos de elección de cualquiera de los puestos que por decisión popular se pretenden. Nada enrarece más el ambiente y la situación de los más pobres, que estos procesos electorales, en donde se manchan honras y se ensucian sueños, pues las luchas tanto internas en los partidos, como las externas constitucionales, llegan a ser viscerales y sangrientas. Hoy, la polución de partidos políticos –gracias a las conveniencias de los más grandes– hacen un “colachi” de beneficiarios de las prerrogativas, que hasta con el solo membrete registran candidatos y buscan ejercer los recursos que les asignan sus respectivos organismos de apoyo. Hay más control en los gastos, y será la autoridad federal electoral quien fiscalice los gastos de cada uno de los candidatos, exigiéndoles a cada uno de ellos la justificación de estos gastos, sin que esto quiera decir que les obrará mucho de lo que les den, aunque en algunos casos hay candidatos cuyas partidas económicas apenas les alcanza para ponerle gasolina durante los dos meses a su carro particular, pues lo grueso de las prerrogativas que el INE les asigna, se lo apuestan a sus candidatos que tienen más oportunidad de ganar alguna posición en este caso en el Congreso de la Unión; y muchas veces -sí lo manifiesta el rumor popular– la parte gruesa de estas prerrogativas, va a engrosar cuentas bancarias particulares de dirigentes formales partidistas. Cierto o no –lo de las cuentas bancarias– lo que si se ve muy claro, es que aquellos candidatos que son tratados como tales por sus respectivos partidos, hacen campaña real, y tocan de manera directa a la ciudadanía, con visitas domiciliarias y reuniones multitudinarias en las poblaciones rurales y en la cabecera municipal con todo y sus colonias conurbadas. Los más “pequeños” y en algunos casos sin ninguna significación en el municipio, “hacen” como que “hacen”, y lo que “hacen”, es esperar para ver si por inercia les cae algún voto en las urnas este próximo 7 de junio. Solo el PRD, el PAN y el PRI, tienen una campaña de concientización y convencimiento en la geografía del municipio, los demás, sólo se concretan a manifestarse para que se sepa que ahí están, y con eso nunca van a ganar una elección. Diría yo que el Partido Sinaloense de Cuén, está más activo que esos últimos a los que nos referimos. EL PRI, ya consolidó los grupos que a su interior se mueven y ejercen algún poder entre los tricolores, pero con líderes que en sus luchas interiores y anteriores, los ha llevado a las pérdidas de espacios políticos. Hoy, como lo expresó Chuy Burgos en una reunión de representantes de esos grupos, están luchando por la reivindicación del Partido, y será esta unión, la que los lleve otra vez a la senda del triunfo. Esto se ha notado, en la gran afluencia de priistas de los que se fueron en diferentes procesos y de los que se quedaron y por razones desconocidas no acudían al llamado de su partido, esto le fortalece la confianza a la candidata Diana Armenta Armenta, y va despejando el panorama, según los conocedores, de los resultados que tendrá el próximo 7 de Junio. EN EL PAN, los recorridos que su candidato el Dr. Jesús López Rodríguez hace por todo el territorio del municipio, el respaldo que la posición del presidente municipal le reitera cada que es necesario, y su trabajo de salud directo a los ciudadanos le dan la seguridad de que saldrá triunfante en su cometido. EN EL PRD, las acciones de proselitismo de su candidato el Dr. Enrique Covarrubias, lo presentan de manera natural a los guasavenses, pues de manera personal hace y encabeza brigadas de entrega de trípticos, pega de propaganda y colocación de pendones. Esto, aunque usted no lo crea, lo posiciona de una manera natural entre los votantes del municipio. En el caso del Partido Encuentro Social, su candidato, el Lic. Julio Cervantes, ni publicidad impresa tiene, pero eso no lo detiene y de manera muy discreta pero constante, busca la aprobación y el voto de cuanto ciudadano encuentra, confía, además, en el voto duro que estrenará, de la feligresía de las llamadas iglesias protestantes. La discreción, en tiempos de campaña, no va con la política. MORENA. Morena se “cuece aparte”. Se pensaba que los morenistas serían una base en su primer campaña que participara, pero las manifestaciones que su candidato, el Profr. Miguel Ángel Mesura Báez, apenas es acompañado por una docena de animados participantes, cosa que pensamos, no lo deja por fuera de posibilidades. PANAL, con su candidata Ma. Concepción Cervantes, hace campaña con visitas constantes a las colonias, comunidades y centro de la ciudad, sumando con su trabajo, más seguidores a lo que se considera el voto duro de su partido. De los otros, nada se escucha, porque nada se dice. ¿será por eso? NO SE OLVIDE DE LA CRUZ ROJA, Y DE LOS BOMBEROS TAMPOCO. H. P. S. D. Q.

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 5 =