Feliz día internacional de la mujer

Guapas, con talento, sufridas y mandonas pero tenemos mujeres muy internacionales

Bárbara del Regil tiene un cuerpo bárbaro, Angélica Rivera Rivera lució más atractiva y elegante que nunca en Londres, Arely Gómez es una procuradora con 20 años de jurista, en tanto que Carmen Salinas llegará a la cámara de diputados con carrera y prestigio artístico.

Todas ellas tienen algo en común: Son producto de Televisa, pero no dejan de ser internacionales y brillar en el Día Internacional de la Mujer, por su talento.

En nuestra cancha la senadora Diva Hadamira Gastelúm Bajo es aspirante a gobernar Sinaloa y brilla internacionalmente, pero su mejor actuación fue defender el nombramiento de embajador de Japón para Carlos Almada López, con un argumento sólido: Los dos somos de Guasave.

Lo que no tocó Diva es que en los quince nombramientos solo se designaron 5 mujeres embajadoras y eso nos indica que no hay equidad de género en la vida nacional. Pero tampoco lo hay en materia de empleos para las mujeres en el país.

Tenemos la tasa más baja de ocupación laboral femenina en Latinoamerica: Las mujeres ocupadas son menos del 30 por ciento, ya que los hombres tienen un 76 por ciento de los puestos de trabajo.

Otro dato es que el 10 por ciento de mujeres profesionistas ocupan mandos altos. Hay un 15 por ciento de empresas con mujeres en alta de responsabilidades. Este es un estudio de la Organización Internacional del trabajo en el 2014.

Pero la verdad histórica es que no hay ni verdad histórica ni justicia para las madres con hijos desaparecidos, como es el caso de las progenitoras de los estudiantes de Ayotzinapa, que ahora esperan un informe de una investigación de la Comisión de Derechos Internacionales, que seguramente no brindará esperanzas.

En Sinaloa no se olvida a Sandra Luz Hernández, de 50 años, integrante de un grupo de Madres con Hijos Desaparecidos, quien protestó durante meses por una solución tras la desaparición de su hijo. Fue asesinada, a plena luz del día, en una de las calles de la colonia Benito Juárez, en la capital de Sinaloa.

En Culiacán se ratificó a Karina Millan Bueno como defensora de mujeres que sufren de violencia intrafamiliar, mientras que en el El Dorado un líder campesino, de la Central Campesina Independiente, lucha para integrar a la vida productiva a las mujeres que han quedado viudas y con hijos; como consecuencia de la violencia regional.

Como se ve hay realidades a realidades en nuestro entorno familiar, pero también hay la presencia de madres y esposas muy mandonas.

Bendito Mandato, por cierto.

Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 2 =